(Con)vivências

Imagen ornamental hecha en Lupita, sin relación directa con el evento

(Con)Vivências es una exposición colectiva que propone cuestionar y mostrar los diversos modos de transmisión de la creación, formas de arte participativo y educación alternativas de la historia del arte brasilero desde los años 1950 hasta nuestros días.

«Vivências» (experiencia vivida) es un término empleado por Lygia Clark y Hélio Oiticica en su correspondencia de finales de los años 1960, en la que se observa la génesis de su práctica, desde las esculturas e instalaciones interactivas, hasta la creación de situaciones colectivas vinculadas con relaciones externas y estados psíquicos internos. La experiencia vivida es lo que defiende el teórico Paulo Freire cuando rechaza los métodos de educación que considera opresivos, lo que el dramaturgo Augusto Boal emplea para concebir ejercicios para actores y no-actores, y lo que la arquitecta Lina Bo Bardi utiliza para pensar en los espacios del centro cultural SESC Pompeia en São Paulo. La presencia sensorial del cuerpo, a la vez sensible e inmediata, permite una resistencia a la rigidez de las ideologías, generando una transformación del individuo.

En «(Con)Vivências» se reúnen una documentación histórica con obras contemporáneas para vivir y para transformar, como en el caso de la misteriosa obra «Would You Like to participate to an Artistic Experience?» de Ricardo Basbaum o en el de las hamacas de OPAVIVARÁ! Algunas obras ofrecen también un testimonio de las experiencias artísticas de largo alcance, como la Azujelaria de Laura Taves en las favelas de Maré, desde hace más de diez años, o las deambulaciones compartidas por Cristina Ribas y Lucas Sargentelli eb Vila Autódromo, seguidas a los Juegos Olímpicos. Sobre la base de una colección subjetiva de situaciones sensoriales, (Con)Vivências propone resituar en el primer plano la experiencia inicial de la obra, que es el encuentro y la coexistencia (la convivência).