El nombre de un país. El pabellón de Argentina en la Biennale di Venezia

Pavilion of Argentina. El nombre de un país/The name of a country. 58th International Art Exhibition - La Biennale di Venezia, MayYou Live In Interesting Times. Photo by: Italo Rondinella. Courtesy: La Biennale di Venezia

El nombre de un país es un bestiario punk de estilo Frankensteinista basado en una actitud ostentatoria como de colección de moda de vanguardia y en la que se condensan los sedimentos del mundo de Mariana Telleria.

La artista traza una autopista con un número infinito de carriles lingüísticos, activando la confusión -mezclando cosas, construyendo monstruos- y manteniendo la conciencia del espectador en un continuo estado de tránsito, perdido en la oscuridad de un lado a otro entre lo que percibe y la necesidad de conferirle un significado.

La procesión de esculturas se presenta como un soporte para la transformación intuitiva de las cosas; un archivo de significados desacralizados donde la iconografía religiosa, la basura, la moda, el espectáculo y la naturaleza comparten una misma jerarquía horizontal.