Le vol du Quetzal

El Vuelo del Quetzal reúne un canto colectivo, un himno a la identidad y a lo autóctono, reuniendo formas artísticas descentralizadas, alternativas y postcoloniales. Los nueve artistas aquí reunidos son personas que se identifican con el desplazamiento y la migración, cuyas historias se relacionan con la práctica del movimiento y la resiliencia, formalizando su entorno como un proceso creativo. Partiendo del mito del quetzal como símbolo de fertilidad y belleza, pero también de resistencia y expansión, esta exposición pretende trazar una cartografía liviana de la estética femenina fluida, centrándose en el arte como portavoz cultural del pasado y la tradición, en contraste con la globalización y el neoliberalismo.