Amores

Maria Ibañez Lago, Persecución, 2018. Impresión por sublimación sobre seda, pieza textil, cadena.

2019 es un año erótico, Eros patas arriba frente al espejo, 50 años después de 1969.

En la astrología china, el año nuevo que comienza el 5 de febrero lleva el signo del cerdo, y la celebración del amor, la San Valentín, llega durante la exposición. Son diferentes signos que hacen inevitable el tema, pese a que este año en Francia no parece ser el mejor momento. A veces las grandes historias comienzan con fricciones, la bronca no es muy alejada de la excitación.

Alice Sfintesco, Je t’aime, dibujo a lápiz, 20 x 30 cm, 2015

Amores es una orientación frívola y cargada: muchas obras son expuestas, pero una sola de cada artista, el amor es a la vez único y múltiple. Una exigencia que obliga cada cual a concentrar su concepción del amor en una única pieza. Hay fotografías de personas amadas, obras sugestivas, flores, objetos, palabras, sonidos, símbolos. A menudo se trata de una evocación al ser amado, su ausencia, un movimiento que comienza pero cuya respuesta se mantiene en suspenso. Te amo. ¿Y tú me amas? Yo tampoco. Canción de culto y rebelde que se adentra en diversos pliegues. Ten cuidado si me amas, dile a Carmen.

Proust escribía sobre la búsqueda del amor y sus contrariedades entre salones mundanos y orinales. Pessoa se perdía en Lisboa en busca de la belleza perfecta. Baudelaire se lamentaba y escribía: “el amor es una rosa, cada pétalo es una ilusión, cada espina una realidad.” Y Lacan añadía: “El amor es dar lo que no se tiene a quien no lo quiere”. Dar lo que no se tiene, es quizás mucho decir, es dar la ilusión de una fuerza todopoderosa en la cuál ni se cree del todo ni se quiere realmente, pero lo real con sus fallas y accidentes sin ilusión puede aún alimentar una ilusión. Pessoa lo decía claramente: “No somos lo que vivimos, somos lo que soñamos”. Amores es una exposición sobre el movimiento, sobre los ires y venires, los detalles, y a la manera de una exposición en el salón de un castillo, está llena de imágenes, mensajes de despedida y confesiones, cosas nunca dichas y lamentos.

Texto de Laurent Quénéhen

Traducción original de Lupita

Vincent Corpet, Amours, 2018, Glassocromo/papel

 

Informaciones prácticas

Enlaces de interés